lunes, 17 de enero de 2011

Jackie Coogan


John Leslie Coogan, Jr. nació el 26 de octubre de 1914 en Los Ángeles (California). Hijo de actores de vaudeville, inició su carrera artística en el cine debutando en el film de Harry Beaumont “Skinner’s baby” (1917). A los cuatro años, apareció por primera vez en un teatro de Nueva York y a los cinco ya iba de gira con sus padres actuando en diferentes vaudevilles.
En uno de estos espectáculos fue descubierto por Charles Chaplin bailando el “shimmy”.Coogan sorprendió a Chaplin con sus mímicas y movimientos. Y esto decidió al cineasta a incluirlo como extra en su película “Un día de placer” (“A day pleasure”, 1919).
Jackie contaba entonces cinco años de edad y este pequeño papel le valió su pasaporte para la gran pantalla. En 1921, con su increíble interpretación en “The Kid”("El Pibe"en la Argentina ), Coogan conseguiría reconocimiento mundial.



La escena en The Kid donde es apartado del vagabundo interpretado por Chaplin y arrojado a la parte trasera de un camión por los agentes del servicio social es una de las  más famosas del cine.


Tras su gran debut, Coogan apareció en otros títulos hoy ya clásicos como “Peck’s bad boy” (1921) y “Oliver Twist” (1922). Cuando hizo “Daddy” en 1923 era ya una de las figuras de Hollywood mejor pagadas, ganando a su vez millones para las productoras que le contrataban: First National, Universal o Metro Goldwyn Mayer.
Fue una de las primeras estrellas en tener un gran número de merchandising propio: tapas de revista, silbatos, muñecos, figuras e incluso crema de maní.




Coogan se convirtió en el actor infantil mejor pagado de su tiempo con ganancias de más de cuatro millones de dólares. Cifra que, al llegar a la mayoría de edad, no pudo recibir pues sus padres se lo habían ya gastado casi en su totalidad. El padre de Coogan había muerto recientemente en accidente de tráfico y su madre se había vuelto a casar con el asesor financiero de la familia. El dinero que le correspondía al joven actor por derecho propio le fue negado por ambos.
A raíz de esto, nació en California la denominada “Ley Coogan” ,la cual protege, mediante dos medidas, a los niños artistas con el fin de no ser explotados. La primera es que el niño continúe sus estudios, regulando también así su jornada de trabajo. La segunda, que el 30% de sus ganancias ingrese en una cuenta a su nombre, de la que podrá disponer al cumplir los 21 años.

Esto se estableció una vez que Coogan llegó a la mayoría de edad, demandó a su padrastro y a su madre y ganó el pleito. Pero como en su caso el dinero ya había sido gastado, se les condenó sólo a pagar los 126.000 dólares de los costes del juicio.
En 1941, Jackie Coogan se alistó en el ejército de los Estados Unidos.Después del ataque a Pearl Harbor, solicitó su pase al US Army Air Corps debido a su experiencia como piloto civil de planeadores. Después de graduarse en la escuela de planeadores, fue nombrado oficial de vuelo y se ofreció voluntariamente al 1st Air Commando Group. En diciembre de 1943, el grupo fue enviado a India. Voló junto a la tropa británica Chindits, a las órdenes del general Orde Wingate el 5 de marzo de 1944, aterrizando de noche en una pequeña jungla a 100 millas de las líneas japonesas en la campaña de Birmania.




Al regresar, encontró difícil su reincorporación a Hollywood. Tan sólo recuperó parte de su popularidad con las series de televisión “McKeever & the Colonel” (1962) y "Los Locos Adams” (The Addams Family,1964-66), en el papel del simpatiquísimo tío Lucas ( Uncle Fester en USA o Tío Fétido en España).



Sin embargo, Jackie siguió apareciendo en títulos cinematográficos como “El camino de oro” (1956), “La máscara del dolor” (1957), “Un loco maravilloso” (1966), “Marlowe, detective muy privado” (1969) o “La soga de la horca” (1973). Y en múltiples series de televisión como “Alfred Hitchcock presenta”, “Perry Mason”, “El virginiano”, “Mis adorables sobrinos”, “Jim West”, “La tribu de los Brady”, “Centro Médico”, “Hawai 5-0”, “Barnaby Jones”, “Mamá y sus increíbles hijos”, “Ironside”, “Mc Millan y esposa”, “La ley del revólver”...
En 1972, Coogan se reencontró con Charles Chaplin, que regresaba a Estados Unidos para aceptar el Oscar Honorífico que le otorgaba la Academia. Jackie era uno de tantos que esperaban al mítico Charlot en el aeropuerto de Los Ángeles. Y, pese a no haberle visto en décadas, Chaplin reconoció a Coogan inmediatamente.



Coogan y Chaplin en la filmación de "Tiempos Modernos",1935.

Murió de una enfermedad cardíaca en 1984 a la edad de 69 años. Fue enterrado en el cementerio Holy Cross. Uno de sus hijos fue el escritor y productor de cine Anthony Coogan; y su nieto el actor Keith Coogan.




Fuente//Wikipedia/Charlie Chaplin Pictures

8 comentarios:

  1. te doy la bienvenida y las gracias por pasarte por mi baúl!! no olvides que siempre eres y serás bien recibida!! un abrazo.
    Coquette.

    ResponderEliminar
  2. La historia se repite. Denunciar a los padres por aprovechados me recuerda a McCaulay Culkin. Quizás fue Rody Mcdowall el niño que supo llevar mejor su carrera adulta. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión,el pobre Jackie se recuperó bastante bien...al menos no tuvo problemas con la droga,ni el alcohol,ni la policía,que es lo que lamentablemente les pasó a casi todos los niños actores,de su época y de la nuestra también.Por desgracia es algo que se repite.Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Que gran personalidad que en paz descanse . y su madre la verdad es una ..
    no vale la pena nombrarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ACTOR. Y en cuanto a la madre,desgraciadamente no fue la peor de las que se tienen noticias...
      gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Justin Bieber es otro ejemplo explotado por sus padres. Gran drogadicto, un adolescente que debería estar en tratamiento de desintoxicación y adaptación a la sociedad....pobre niño...

    ResponderEliminar
  6. Mi mas grande admiracion para ti "Jackie Coogan", te llevare por siempre presente en mi mente como el mas grande actor infantil de siempre, descansa en paz, pequeño amiguito...

    ResponderEliminar
  7. Acabo de ver the Kid. Desde chico fue un gran actor. Quién me iba a decir que mi querido tío Lucas de Los locos Addams era el niño de la película de Chaplin.

    ResponderEliminar