martes, 23 de noviembre de 2010

Rufina Cambaceres,morir dos veces

Son varias las versiones que corren sobre la vida y muerte de esta muchacha: se dice que murió de amor, también de catalepsia, otros aseguran que es la "dama de blanco", rondando en los corredores del Cementerio de la Recoleta.


Eugenio Cambaceres, escritor bonaerense de la década del 1800 , intentó exponer ante los ojos de todos las hipocresías de la gazmoña alta sociedad de fines del siglo con sus ácidas obras, y por añadidura fue rechazado socialmente a causa de haber elegido para contraer matrimonio a Luisa Baccichi, quien había nacido en la ciudad italiana de Trieste ,habiendo arribado a una moralista Buenos Aires integrando uno de las tantos conjuntos de bailadoras inmigrantes, tan mal vistas por la sociedad de esa época.

Como único fruto de este matrimonio, nace Rufina, a quien desde la más tierna edad también persiguió la censura de la que fue víctima su madre, quien era apodada por la "gente bien" como "La Bachicha", en burlesca alusión a su apellido y origen.
Como añadido, quiso el destino llevarse de esta vida a su padre, Eugenio Cambaceres enfermo de tuberculosis, y así Luisa y Rufina quedaron solas, en un palacete sito en la calle Montes de Oca y una estancia, "El Quemado", como parte de su herencia.

La niña desarrolló un carácter contenido y solitario. Mientras que su madre, un par de años después de la muerte de Cambaceres , pasó a convertirse en "la querida" de Hipólito Yrigoyen, el único presidente soltero que tuvo la Argentina y con quien tuvo luego un segundo hijo, Luis Hernan, el cual solicitó autorización para usar el apellido Irigoyen (con "i" latina), anteponiéndolo a su apellido materno, lo que fue aceptado por la Justicia. Medio hermano de Rufina, quien  no sabía nada de todo esto, como era de costumbre en esa sociedad que preservaba a las jovencitas de "ciertos temas".

Un libro reciente la bautizó "La escondida", y es porque Luisa Bacichi estuvo en silencio junto a Yrigoyen desde la primera presidencia sin que esto tomase estado público oficial.

Para ese entonces Rufina ya había cumplido catorce años, era muy agraciada y cantidad de mozos rondaban la antigua casona de Montes de Oca, sin obtener no obstante sus favores. Ella sabía a quien amaba, con ese silencio que la caracterizaba.

Corría el año 1902, algunos hablan de 1903..., pero fue el día 31 de mayo en que Rufina cumplía sus diecinueve años, y Luisa había dispuesto una importante celebración para terminar luego la noche en el Teatro Colón disfrutando de una función lírica. Tales eran los planes.
Según cuentan, ese día del cumpleaños diecinueve de Rufina, mientras ella se estaba arreglando para ir al teatro, recibió de labios de su amiga íntima una revelación que desencadenaría los hechos subsiguientes. Esta le confesó un secreto que había mantenido bajo resguardo durante largo tiempo y sintió el momento de revelarlo. ¿ Y de qué se trataba? Pues que el mismísimo novio de la niña mantenía relaciones con su bella madre, que eran amantes. El impacto que le produjo esta confidencia ocasionó a Rufina tal  dolor, que su corazón literalmente se destrozó y le provocó la muerte en el acto.


Ese fue el momento en que Luisa oyó el aullido pavoroso de la mucama que halló a Rufina, corrió a su recámara y la halló tendida en el suelo, muerta. Uno de los médicos presentes diagnosticó un síncope. Tres médicos certificaron que Rufina había muerto.

Hipólito Yrigoyen acompañó a Luisa e inhumar sus restos en la Recoleta.

Un par de días más tarde, el cuidador de la bóveda de los Cambaceres debió comunicar a Luisa que descubrió abierto y con la tapa quebrada el féretro de Rufina. El cajón se había movido; y cuando lo abrieron, encontraron a la joven con el rostro y las manos arañados y amoratados.

Se cuenta que Rufina habría sido víctima de un ataque de catalepsia y despertó en la oscuridad del sepulcro para rendirse y volver a morir después de una desconsolada y estéril pelea.


Oficialmente se manifestó que se había tratado de un hurto, dado que la niña había sido enterrada con sus mejores joyas; no obstante, a Luisa le tocó vivir el resto de su vida remordida por el conocimiento y certidumbre de que su hija había padecido un ataque de catalepsia por lo que fue sepultada viva.

Una versión más retorcida y no comprobada, que aparece en un libro de Victoria Azurduy y avalaría la anécdota de "la amiga", dice que la madre de Rufina, Luisa , le proporcionaba un somnífero a su hija para poder encontrarse clandestinamente con su amante, que era verdaderamente el pretendiente de la hija. Parece que esa noche, la joven tomó una dosis más fuerte e ingresó en un coma profundo, del que despertó en la tumba.
Boveda de Rufina,Cementerio de la Recoleta

En estas versiones de la leyenda, no se especifica quién era el dichoso amor secreto de Rufina.Yrigoyen?
Lo que sí está confirmada,y es de público conocimiento, es la aparición del cadaver fuera de su ataúd,dentro de la boveda.
Después de esto,la madre de Rufina mandó construir la actual boveda para ella sola,con la estatua que la representa en la puerta con la mano en el picaporte,una de las más lindas de Recoleta.

10 comentarios:

  1. Una magnífica y bien documentada historia, digna de un relato de Edgar Allan Poe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Se agradece!
    Esta sepultura es una de las más visitadas del cementerio,e incluso la gente que no conoce la historia que hay detrás se siente atraída por ella.
    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo muy bien el impacto que me produjo esta escultura cuando visité el cementerio después de pasear por la Plaza Francia. Gracias, ahora conozco su historia. Borgo.

    ResponderEliminar
  4. Garacias,Miquel!
    Es verdad,es una escultura que siempre llama mucho la atención a todos los visitantes.
    Probablemente hayas visto también otra escultura,más moderna y no tan perfecta como esta,pero igual de atrayente:la de Liliana Croce,que representa una chica de pelo largo con su perro al lado.Esta también tiene una historia interesante,dentro de poco voy a escribir algo sobre ella.
    saludos!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Visité Argentina con mi esposo en el 2011 y fuimos al Cementerio de La Recoleta, durante el tour conocimos varias bóvedas, pero la que más me llamó la atención fue la de Rufina, mucho antes de que la guía contara su historia. Me sentí muy triste por la expresión de la escultura que hasta parece haber llorado por sus marcas en las mejillas y a la vez me sentí atraída a la arquitectura de la bóveda. Otro sepulcro que llamó bastante mi atención y que no fue incluído en el tour y que aún no se su historia es el de Liliana Croce, el poema A Mia Figlia es desgarrador, no me imagino el dolor de ese padre... Me gustaría conocer la historia de Liliana...
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tu visita! veo que encontraste la historia de Liliana...muy buen ojo, sentiste que había algo que merecía conocerse.Saludos!

      Eliminar
  7. Hola, de pura casualidad me encontré con esto en internet y resulta ser que Rufina es mi familiar y en mi familia se cuenta la historia de que simplemente le dio un ataque de catalepsia cuando la preparaban para el colen. Mi abuela y sus hermanas siempre dijeron que lo del amante de Luisa o el cuento del somnífero fueron cosas que fueron apareciendo con el tiempo pero que no son ciertas :)
    Pero la verdad es que morir por amor es bastante poético así que no culpo a la gente por creerlo.

    Por ultimo, me encanta que escriban estas cosas, la verdad es que esta historia es muuuy interesante y hay tanta gente que dice que vio a Rufina como la dama de blanco dando vueltas por la recoleta que es una gran historia para contar. Yo misma me pregunto si sera cierto o no.
    Pero en lo único que estas equivocada/o es que a Rufina la enterraron en el mausoleo de la foto desde un principio, la madre no la cambio de tumba, lo único que hizo fue mandar a hacer la estatua para que cuide la puerta, luego del incidente. El mausoleo fue la primera construcción art nouveau de Buenos Aires.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante; en todas las versiones que encontré se habla de los dos mausoleos diferentes.Muchas gracias por tu aporte! Lo de la dama de blanco sí creo que debe ser verdad. O,como diría Mulder, 'I want to believe'!
      Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

      Eliminar
    2. Hola, buen día.

      Estoy escribiendo un libro sobre la familia Cambaceres, y se centra en la historia de Eugenio, Luisa y Rufina. Si sos familiar de ellos, me gustaría conocerte. He conocido a muchísimos Cambaceres y descendientes en los últimos meses.
      Mi casilla de e-mail es deboraveronicakeller@gmail.com

      Saludos,
      Débora

      Eliminar